Crece diversidad e inclusión LGBT+ en empresas: el 74% de las compañías en Chile cuenta con políticas que las promueven

By / 8 meses ago / Sociedad / No Comments
Crece diversidad e inclusión LGBT+ en empresas: el 74% de las compañías en Chile cuenta con políticas que las promueven

CARNAVALERA I   Así lo indica la quinta versión de la Radiografía Pride Connection 2021, que añade que un 17% de las organizaciones están en proceso de contar con una política de diversidad e inclusión formalizada, divulgada y aplicada en Chile y un 9% no cuenta con ella.

En 2020 el estudio Getting to Equal 2020: Pride realizado a nivel mundial por Accenture, indicó que un bajo porcentaje de quienes se identifican como LGBT+ se sienten apoyados por la organización donde trabajan (14%).

La fuerza laboral LGBT+ presenta desafíos para la cultura organizacional tradicional de muchas empresas y compañías. Excluirla y no considerar políticas que la promueva, no solo afecta a las organizaciones, también a la sociedad. Según estudios en varios países la homofobia y la transfobia, por ejemplo, reducen actualmente la producción económica en aproximadamente un 1%, una recesión permanente, plantea la economista Lee Badgett en su libro El caso económico para la igualdad LGBT.

Construir una cultura organizacional abierta a la diversidad sexual requiere ambientes laborales que tengan como principios la no discriminación, el respeto, la aceptación y el trato igualitario de los colaboradores. El beneficio es visibilizar a todas las personas, y desplegar su potencial y talento.

En Chile en esa materia hay avances: El 74% de las empresas cuenta con una política de diversidad e inclusión. Así lo indica la quinta versión de la Radiografía Pride Connection 2021, desarrollada por Pride Connection una iniciativa impulsada por Fundación Iguales.

El sondeo se aplicó entre diciembre 2020 y enero 2021 a 96 empresas (47% más respecto a la versión anterior), cada una de ellas decidió de manera voluntaria escanear su desarrollo corporativo respecto a la inclusión del talento diverso a través de este instrumento que determina los avances, brechas y desafíos de las organizaciones respecto a la inclusión laboral de personas LGBT+. El sondeo por primera se aplicó no sólo a las compañías asociadas a Pride Connection, sino también a organizaciones que no participan de la red.

Los resultados muestran que un 17% de las organizaciones está en proceso de contar con una política de diversidad e inclusión formalizada, divulgada y aplicada en Chile y un 9% no cuenta con ella.

Diversidad e inclusión

Empresas que promuevan diversidad e inclusión son las que tienen un ambiente laboral donde las personas de la comunidad LGBT+ y aliados a la causa pueden sentirse integrados, respetados y en igualdad de condiciones con cualquier otro trabajador.

Dentro de los pilares que trabajan las empresas en sus políticas de diversidad e inclusión, muestra el sondeo, el 85% abordan “equidad de género” y “discapacidad”, mientras que el 82% contempla “diversidad sexual”, transformándose estas tres temáticas en ejes prioritarios para las grandes y medianas empresas del país.

Un 73% de las empresas manifestó además que sus marcos regulatorios abordan la expresión “orientación sexual” y un 72% “identidad de género”, como categorías protegidas de discriminación.

Todas esas cifras en general muestran avances importantes en lo que se refiere a políticas y empresas diversas e inclusivas para la comunidad LGBT+. Pero aún no existen beneficios para todos los trabajadores o acompañamiento psicológico, indica el estudio. Emilio Maldonado, fundador y director de Pride Connection explica que eso es algo propio de la maduración de estos procesos.

“Las empresas comienzan con la adopción de políticas de diversidad e inclusión y sensibilizando a sus equipos de trabajo en esta temática. Luego, avanzan hacia un empoderamiento del proceso, instaurando comités de diversidad e inclusión que diseñan estrategias, para después seguir madurando a otras etapas, por ejemplo, la adopción de incentivos a sus trabajadores como beneficios de salud u otros”, detalla Maldonado.

En Chile, la agenda de diversidad e inclusión comenzó recién en 2015 a dar sus primeros pasos. Por tanto, dice Maldonado, es natural que cinco o seis años después, algunas empresas ya estén adoptando beneficios a trabajadores trans -como coberturas de salud, terapias psicológicas, etc.- y otras todavía estén en la fase de implementar políticas o empoderar el proceso. “Es cuestión de tiempo para que más organizaciones avancen en esta línea”, asegura.


Emilio Maldonado, fundador y director de Pride Connection.

Otro elemento destacado es que a diferencia del 25% identificado en la edición 2020, ya el 38% de las empresas tiene protocolos de transición de género, mientras otro 20% está encaminado en la construcción de estos procedimientos, indica el reporte. Y del total de la muestra, el 82% permite a colaboradores/as adherir como carga (seguro de salud, beneficios) a parejas del mismo sexo.

Líderes involucrados

En cuanto a entrenamientos y programas de educación o sensibilización sobre diversidad e inclusión en el último año, un 80% de las organizaciones incluyeron temáticas para evitar la discriminación por orientación sexual y un 83% para evitar discriminación por identidad de género.

También, el 91% de las corporaciones tiene canales para denunciar conductas discriminatorias hacia la diversidad sexual y un 83% cuenta con modelos de seguimiento de denuncias por violencia, acoso o discriminación por orientación sexual o identidad de género.

Una empresa que aún no cuenta con políticas de diversidad e inclusión LGBT+ para hacer ese cambio necesita “el convencimiento de sus líderes”, explica Maldonado. Sin el apoyo de los cargos de liderazgo, esta transformación cultural está destinada al fracaso.

“Cuando analizamos en detalle los resultados de las empresas que llevan más tiempo gestionando la diversidad e inclusión y que obtienen mejores resultados en mediciones como la que aplica Pride Connection anualmente, todas tienen a sus líderes involucrados en la toma de decisión de los programas e iniciativas de inclusión, incentivando también a que la organización esté constantemente pensándose en términos de diversidad”, indica Maldonado.

Diversidad e inclusión son sinónimo de bienestar. El 63% de las personas que se desempeñan en organizaciones diversas manifiesta sentirse feliz en el trabajo, en comparación con el 31% alcanzado en empresas que no tienen un compromiso claro con la diversidad, establece el estudio Diversity Matters: América Latina realizado por la consultora McKinsey & Company en 2020.


El sondeo detectó que un 73% de las empresas manifestó que sus marcos regulatorios abordan la expresión “orientación sexual” y un 72% “identidad de género”, como categorías protegidas de discriminación.

Sin embargo, aún existe desconocimiento del aporte que ese cambio implica para la empresa, “pero afortunadamente cada vez es menor”, dice Maldonado. Las organizaciones modernas, explica, entienden que para atraer al mejor talento disponible, deben ser inclusivas y propiciar espacios de trabajo donde todos puedan desarrollarse libremente, sin sesgos de género o barreras al ascenso de personas de orientación sexual o identidad de género distinta.

“Desafortunadamente, esta apropiación de una visión moderna para las culturas de trabajo está arraigada en las grandes empresas, pero medianas y pequeñas todavía no han entrado a esta conversación, dejando afuera a millones de trabajadores que podrían beneficiarse al desenvolverse en ambientes con los cuales se sientan más comprometidos”, señala el fundador y director de Pride Connection.

Pero hoy, en un panorama mundial de crisis sanitaria por Covid-19, las medidas de distanciamiento social presentaron una oportunidad para las organizaciones señala Maldonado de emplear la virtualidad para capacitar y sensibilizar a más trabajadores: “Durante 2020 se rompió la barrera de la espacialidad física, limitante para llegar con entrenamientos sobre diversidad a más trabajadores y a aquellos ubicados lejos de la casa matriz, que usualmente está en Santiago”.

Durante 2020, fueron muchas las empresas que aprovecharon las plataformas para conectar a sus colaboradores fuera de la Región Metropolitana -e incluso fuera de Chile- añade Maldonado y vincularlos con su agenda y programas de inclusión. “Hemos detectado que durante la pandemia, el 80% de las empresas de Pride Connection hizo capacitaciones para evitar algún tipo de discriminación, la cifra más alta registrada hasta ahora”.

admin

The author didn't add any Information to his profile yet.